Butter, Erin Jade Lange

8 de mayo de 2018



BUTTER, ERIN JADE LANGE | 2012 | YOUNG ADULT| NAUFRAGIO DE LETRAS| 400 PÁGS.

Butter tiene 17 años y pesa 190 kilos.

Su madre trata de hacerle feliz a través de la comida y su padre no le dirige la palabra desde hace años. Antes, trataba de sobrevivir al instituto por las mañanas y, por las noches, tocaba el saxofón a la luz de la luna, mientras pensaba en la chica de la que está enamorado.

Y ahora, Butter es el chico más popular del instituto.

Pero esa popularidad tiene fecha de caducidad: Nochevieja. La noche en la que prometió conectar su webcam y cumplir su plan de comer hasta morir, la noche por la que todos lo admiran y la noche que tanto teme.

Brutal y genuina, Butter es una novela sobre el silencio ante el acoso escolar que, a través de la desgarradora voz de su protagonista, narra una historia que podría estar pasando en tu propio instituto.
Leí Butter por recomendación de una amiga y la verdad es que me gustó mucho.

No sé si me habría animado a leerlo si no me lo hubiera prestado porque la sinopsis no me llamaba tanto la atención, la cosa es que lo leí y me sorprendió gratamente. No es lo mejor que he leído, la verdad es que para mí es un libro que está bien. No me ha cambiado la vida pero pasé un rato entretenido y me parece que tiene un mensaje muy importante que es lo que más me gusta de Butter.

Butter es un chico que pesa 190 kilos y que odia su vida. Odia estar en el instituto y odia a su padre que no le dirige la palabra. Su única pasión es tocar el saxofón pero cada vez le cuesta más porque no puede respirar bien. Está enamorado de una chica en secreto a la cual no le puede decir quién realmente es porque teme no gustarle. Y en toda esta vorágine de sentimientos se suma su madre quién intenta contentarle con la comida.

Así de primeras el ambiente de Butter no pinta bien. Tampoco voy a deciros que el libro es feliz porque no lo es. Es un libro crudo que trata los trastornos alimenticios y por otro lado las dos caras del bullying: Cuando eres acosado y cuando eres acosador.

Gracias a la reciente popularidad que gana Butter pasa de ser el chico gordo marginado de la escuela al chico de los populares donde acosan pero todo esa popularidad enmascara la frialdad y la falta de empatía y de escrúpulos de sus compañeros. Esto no es un spoiler puesto que viene en la sinopsis, estamos hablando de chicos que animan y admiran a Butter a comer hasta morir. En ningún momento debería ocurrir esto. Da igual que no creas que lo vas a hacer. En cuanto lo sabes tienes que dar la voz de alarma.

Pero por otro lado Butter no es la víctima del todo. Del acoso sin duda pero en parte la mente de Butter se te mete en la cabeza y te hace odiar a x personajes que cuando te paras a pensarlo fríamente dices ''Ey, no, no, esto NO es así, esto no es así''. Butter como cualquier persona enferma tiene pensamientos victimistas y en ocasiones puede resultar tóxico. La magia de la redacción de Lange consigue eso. Lo digo por si en algunos momentos opináis como él, obligaros a salir del libro para no ver determinadas conductas como sanas, por favor.

Sin duda es un libro que me parece de obligada lectura en los colegios e institutos. Conciencia sobre el bullying y sobre la importancia de la salud mental y del apoyo.


¿Lo conocíais? ¿Lo habéis leído? ¿Os gusta esta clase de libros?

1 comentario:

  1. ¡Hola! No conocía este libro, pero me ha llamado bastante la atención y parece diferente a lo que estoy acostumbrada a leer. Además, si trata el acoso escolar, creo que siempre es bueno tener más libros así. Muchas gracias por la recomendación, me lo apunto sin duda :) ¡Un besito!

    ResponderEliminar